Asiste con tu familia a los servicios de
AVIVAMIENTO Y UNCIÓN
Recibe la bendición de Dios en Maranatha
¡EL CENTRO DE LOS MILAGROS!

Gilgal, El valle de la Santidad.

La santidad es la naturaleza de Dios, y el primer requisito para servirle . (1 Pedro 1:13-16, Salmos 93:5). En Gilgal veremos la justicia de Dios ser terminada y seremos redimidos. “Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto”. “No temaís, estad firmes, ved la salvación de Dios; porque nunca más vas a volver a ver a los Egipcios” (Josué 5:9).

Por protección contra la pandemia Covid-19, y toda enfermedad y epidemia en México y las naciones.

Tiempo de oración

ORACIÓN CONTRA EL CORONAVIRUS.

Padre, vengo ante ti para renunciar y arrepentirme por mí y por mi línea generacional, por todos los que hemos abierto la puerta al coronavirus y / o cualquier otra epidemia viral o pandemia, a través del temor.

Señor, reconozco Tu verdad que dice que:
  • Tu amor perfecto echa fuera todo temor (1 Juan 4:18); pero han habido momentos en los que no hemos confiado en Tu amor.
  • Se que Tu sacrificio en la cruz es suficiente para nuestra sanidad. (1 Pedro 2:24)
  • Nos has dicho que no tengamos temor porque Tu estas con nosotros. (Isaías 41:10)
  • Sabemos que la agenda de Satanás es crear temor para causar destrucción (1Pedro 5:8) y para adelantarse a Tu agenda justa de establecer Tu reino en la tierra como en el cielo (Mateo 6:10 )
Señor Jesús, haz que Tu sangre encapsule cada célula de mi cuerpo en los niveles físicos, del alma y del espíritu. 
Por favor guarda, y:
  • Protege-Protege cada abertura vulnerable en mi cuerpo,
    alma y espíritu, llegando hasta los niveles celulares y subcelulares.
  • Haz que mis aberturas nasales, orales y oculares, sean hostiles a la presencia de coronavirus, de modo que cada virión muera en esas aberturas, antes de que pueda ingresar a mi cuerpo.
  • Haz que cualquier coronavirus que haya entrado en mi cuerpo sea rechazado por mi cuerpo; haz que mis células sean hostiles hacia la infección, de modo que todos los receptores celulares impidan la aceptación, la recepción y la infección posterior.
  • Bloquea los receptores en mis células para que el coronavirus no pueda reconocer dónde prenderse.

 

En el nombre de Jesús y por el poder de Su sangre, prohíbo que el virus llegue a cualquier receptor celular y que las membranas virales se fusionen con mis membranas celulares.

Te pido Señor, que disuelvas las espinas que forman la corona del virus (que es necesaria para la infección), cuando intente ingresar al sistema de mi cuerpo. Por favor, rechaza al coronavirus al entrar en el sistema de mi cuerpo y activa mi inmunidad para eliminar sus restos.

Señor, por favor, haz que mi sistema inmunológico reconozca el coronavirus, y no se deje engañar por ningún mecanismo viral que protege al virus de la detección.

Prohíbo que los ribosomas en mis células se repliquen y / o traduzcan el ARN del coronavirus.

Te agradezco, Señor Jesús, por tu protección y amor eterno. Declaro vida y salud a mi espíritu, alma, y cuerpo, y reclamo Tu promesa de que:

No temeré el terror nocturno, ni saeta que vuele de día,

ni pestilencia que ande en la oscuridad,

ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a mi lado mil, y diez mil a mi diestra;

Mas a mi no llegará.

Ciertamente con mis ojos miraré y veré la recompensa de los impíos.

Porque he puesto a Jehová, que es mi esperanza,

al Altísimo por mi habitación, no me sobrevendrá mal,

ni plaga tocará mi morada.

También declaro sanidad a cada área física y espiritual sobre la cual, Dios me ha dado autoridad; Declaro que el coronavirus cesará y desistirá, ya que debe someterse a la sangre de Jesús.
Señor, por favor, sana y protegeme a mí y a todos los miembros de mi línea familiar de los efectos de todas las cepas del coronavirus, incluyendo COVID-19.
AMEN

Oración del Ministerio Aslan’s Place.

También puedes descargar la oración

Descargar Oración

GUERRA ESPIRITUAL POR MÉXICO

ORANDO ENCONTRA DE LA PANDEMIA DEL CORONAVRUS

LOS MILAGROS DE JESÚS

Queremos Orar por Ti

La Biblia nos enseña acerca de nuestro Señor y Salvador Jesucristo

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

 

PETICIÓN DE ORACIÓN 993 352 08 35

Oración de Común Acuerdo “Victoria sobre el Coronavirus”.

ASOC. MINISTERIOS KENNETH COPELAND por Pastor George Pearsons

 

Padre, en el Nombre de Jesús, nos unimos para ponernos de común acuerdo con la Palabra Viviente de Dios. Jesús dijo en Juan 16:23 (AMPC): «Les aseguro, con máxima solemnidad les digo, que Mi Padre les concederá lo que pidan en Mi Nombre». Él dijo en Marcos 11:24 (AMPC): «Lo que sea que pidan en oración, crean (confíen y tengan confianza) que se les otorga, y lo obtendrán»

Con respecto a nuestro pacto de salud y bienestar, nos mantenemos firmes creyendo en el Salmo 103:1-5.

«¡Bendice, alma mía, al SEÑOR! ¡Bendiga todo mi ser su santo nombre! ¡Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguna de sus bendiciones! El Señor perdona todas tus maldades, y sana todas tus dolencias. El Señor te rescata de la muerte, y te colma de favores y de su misericordia. El Señor te sacia con los mejores alimentos para que renueves tus fuerzas, como el águila.»

Somos sanados y hechos plenos en el Nombre de Jesús. Nuestras familias caminan en perfecta salud. Oramos por todos los que han sido afectados por este virus y creemos por su liberación. ¡Gracias Señor por nuestra buena salud!

 

Con respecto a nuestro pacto de protección contra la enfermedad, nos mantenemos firmes creyendo en el Salmo 91:10.

«No te sobrevendrá ningún mal, ni plaga alguna tocará tu casa.»

Estamos protegidos de todos los efectos del Coronavirus. Tomamos nuestra autoridad en Cristo sobre esa enfermedad en este mismo momento. No nos tocará, ni a nosotros ni a ninguna de nuestras familias. Dios ha exaltado a Jesús, y le dio un Nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la Tierra, y debajo de la Tierra (Filipenses 2:9,10).

CoronaVirus: tienes un nombre. Inclina tu rodilla ante el Nombre que está sobre todo nombre: ¡el Nombre de Jesús! ¡Gracias Señor por nuestra protección contra la enfermedad!

 

Con respecto a nuestro pacto de provisión, nos mantenemos firmes en Filipenses 4:19.

«Así que mi Dios suplirá todo lo que les falte, conforme a Sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.»

Creemos unidos que Dios es la fuente de todo lo que necesitamos durante este tiempo. Él es nuestro proveedor y Quien nos suple. No tendremos escasez financiera ni de ninguna otra naturaleza. ¡Gracias Señor por suplir todo lo que necesitamos!

Con respecto a nuestro pacto de libertad del temor, nos mantenemos firmes en 2 Timoteo 1:7.

«Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.»

Nos negamos a temer. Nos negamos a entrar en pánico. Nos negamos a preocuparnos. Depositamos todo el cuidado y la ansiedad de esta situación sobre ti, porque Tú cuidas de nosotros (1 Pedro 5:7). ¡Gracias Señor por nuestra libertad del miedo!

Con respecto a nuestro gobierno y los gobiernos mundiales, nos mantenemos firmes en 1 Timoteo 2:1-3.

«Ante todo, exhorto a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que ocupan altos puestos, para que vivamos con tranquilidad y reposo, y en toda piedad y honestidad.»

Oramos por el Presidente de nuestro país: Andrés Manuel López Obrador, los líderes mundiales y todos aquellos en autoridad para que caminen en el más alto grado de la sabiduría de Dios. Oramos por los profesionales médicos, funcionarios de salud pública, socorristas y todos los involucrados en esta situación.

Con respecto a un mover de Dios a nivel mundial:

Porque es la voluntad de Dios que todos los hombres sean salvos. Y debido a que se ha abierto una puerta global, pedimos un mover del Espíritu de Dios en todo el mundo.

Oramos por un Despertar en cada nación a nuestro Poderoso Salvador y Compasivo Sanador. Como resultado, esperamos que todos los hombres conozcan y declaren que ¡Jesús es el Señor!

 

Por lo tanto declaramos…

 

TENEMOS LA VICTORIA SOBRE EL CORONAVIRUS EN EL NOMBRE DE JESÚS

ATAMOS A SATANÁS Y A TODAS SUS FUERZAS, DEJANDOLOS SIN AYUDA.

LIBERAMOS A NUESTROS ÁNGELES PARA QUE VAYAN Y MINISTREN A NUESTRO FAVOR. SOMOS SANADOS, PROTEGIDOS, PRÓSPERADOS Y LIBRES DE TODO TEMOR.

APLICAMOS LA SANGRE DE JESÚS SOBRE NUESTRAS VIDAS.

¡VENCEMOS POR LA SANGRE DEL CORDERO Y LA PALABRA DE NUESTRO TESTIMONIO, EN EL PODEROSO NOMBRE DE JESÚS! ¡AMÉN!

Información importante de la Secretaria de Salud